Pedro, mi sobrino…

Recuerdo una de las primeras veces que lo vi: era un niño de unos 10 años, le gustaban los transformers y en esa época era seguidor del grupo NSYNC.

Siendo el hermano “sandwich”, el segundo de tres hermanos, tuvo oportunidad de ser cómplice de su hermana mayor y mentor de su hermano menor.

El tiempo transcurrió inexorable y Pedro se transformó en un adolescente jovial y responsable, lo que definió sus elecciones de vida.

Llegado el momento, escogió la medicina como su meta y vía de generosidad.

Curiosamente, esta meta empató perfecto con los rasgos de su personalidad: empatía, compasión y amor al prójimo.

Avanzó un poco más el tiempo y llegó el tiempo de la graduación: la sensación de satisfacción, la alegría, el orgullo de los papás, hermanos y abuela, un nuevo inicio.

En el momento de escoger el servicio social, no tomó la vía “fácil” (en medicina, como en otras profesiones, no hay vías fáciles) y se decidió por tomar un proyecto en Chiapas. En él se desempeñaba como parte de un equipo para atender a gente necesitada, nuevamente renunciando a sus propias necesidades.

Transcurrió un poco más el tiempo y vino el fin de semana del puente del 16 de Noviembre, fin de semana diseñado en el seno de nuestro querido poder Legislativo a propósito del día marcado como festejo de la Revolución Mexicana, la cual originalmente se celebra el 20 del mismo mes.

Decidieron Pedro y sus compañeros tomar un merecido descanso y visitar un lugar conocido como “La Puerta del Cielo”, menuda ironía, el cual es un lugar relativamente vírgen donde sólo habitan algunos pescadores, sus familias y al parecer hay oportunidad de liberar tortugas que se crían ahí mismo.

Llegó el fatídico 15 de Noviembre, y en ese día, Pedro falleció.

Su deceso desencadenó una serie de eventos que sólo en el futuro seremos capaces de cuantificar y cualificar.

Las personas que quedamos atrás lo extrañamos y lo recordamos. Tenemos que seguir adelante y tenemos que aprender a vivir sin tenerlo presente físicamente.

Ese es Pedro, mi sobrino.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: