¿Somos inmunes al Mundial?

El siguiente post en twitter del buen @elwebonauta me hizo reflexionar y retornar a estas amables páginas después de una semana atropellada y algo cansada:

¿Realmente somos inmunes al Mundial de Sudáfrica?

Siempre me he declarado un no-fan del fútbol. Sin embargo, en eventos de relevancia me llaman la atención ciertos partidos y a veces los veo. El Mundial de Fútbol es uno de ellos, la Champions de la UEFA es otro.

Cuando juega el Tri veo los partidos, sigo algunos partidos de ciertas selecciones llamadas “grandes”, aunque actualmente no hay tales: muchos jugadores de diferentes selecciones de diferentes paises juegan en ligas de otros países, aportando lo aprendido a su conjunto de origen.

Y éste puede ser el caso de el Tri, aunque soy de la idea de que puede más el talento y las ganas de un jugador, y que si le añadimos la técnica aprendida, dará como resultado un jugador de los que requiere cualquier equipo y más uno como el mexicano.

En la actualidad, hemos exportado algunos jugadores a equipos en el extranjero. Muchos no llegan siquiera a la banca y otros son titulares indiscutibles. ¿Las ganas que le imprime cada jugador es lo que lo destaca de los demás? No me atrevo a hacer un análisis de ésto por mi falta de conocimiento en el tema, pero a simple vista, y siendo entrenador de sofá, pareciera que así es.

“Pero, a mi, evasor de estos menesteres, ¿cómo me afecta el Mundial?” Se estarán preguntando.

De entrada, el cuasi secuestro de los medios de comunicación: no pasa un segundo que nos muestren algo de este evento. Va uno por la calle y no falta alguien que mencione el asunto, en el transporte público, en las reuniones.

Y, ahora con el triunfo de México sobre Francia, se vuelve auditivo via los claxons, las porras y gritos de algarabía, el tráfico.

Soy solidario con aquellas personas a las que no les gusta el fútbol o que manifiestan su alegría de otra forma y que se han topado con la celebración masiva en el Ángel de la Independencia (que se puede dar por lo menos unas tres lecturas diferentes, léase Bicentenario, Mundial y, perdonen el francés, el desmadre), la Minerva en Guadalajara, la Macroplaza en Monterrey, y demás sitios de reunión en las ciudades del país.

En fin, faltan otras tantas semanas de fucho, el Tri empieza a ilusionar a la gente,  Wilson agárranos confesados.

Y no, al menos un servidor, no es ya inmune al fútbol.

Saludos.

#Redux Net

Anuncios
    • Lord Tuetanus
    • 17/06/10

    Fijate que yo he visto respuestas de los hatters, pero curiosamente no del futbol, sino de la vida misma, personas que no son capaces de ver un triunfo, ya deja que sea de futbol o de lo que sea, sino simplemente una noticia buena e inmediatamente critican y vierten todo su negativismo. Voy deacuerdo q el futbol para aquellos que no les gusta les resulta algo muy pesado, lo comprendo pero no comprendo que saboteen a su propio pais, tan acostumbrados estamos a las derrotas que no sabemos festejar?

    ¿dónde quedo el alma alegre de los mexicanos? ¿de aquellos que nos caracterizabamos por festejar la vida y parodiarnos en el animo de ser felices?

    Mañana es otro dia y otro partido sera… pero hoy es dia de festejo =)

    • Estoy de acuerdo, al final, es el equipo del país y da gusto que haya ganado.

      El problema es la enajenación hacia un lado y hacia el otro (los extremos siempre son malos), y no nada más en el fútbol sino en cualquier cosa en la vida.

      De todo un poco como en botica. 🙂

      Saludos.

  1. Ah pero es que no estoy en contra del fut. Al contrario! En un mundo donde las malas noticias abundan y la desesperanza es fuerte, ver un juego y divertirte es toda una bendición.

    El problema es que así como hay a quienes no les gusta la cumbia y las quebraditas, hay a quienes el fut nomás no les entra.

    Es decir, si hay mundial, campeonato, si se muere un futbolista, si ganan, si pierden… no es información que entre en el coco del no involucrado.

    Pero no se diga videojuegos, cine o artes marciales. A esas sí les entro con alegría y pasión!

    • Si, eso es lo bueno: hay de todo para todos, sin embargo la ola es apabullante.

      Veremos en qué acaba todo ésto. 🙂

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: