De bicis, príncipes y más

¿Cómo empezar?

Ecobici

Esta semana fue anunciado con bombo y platillo un nuevo programa ECOBICI, mediante el cual, si vives en el Distrito Federal dentro del área de cobertura, actualmente de la Calle Sullivan a la Calle de Baja California circundado por las calles de Circuito Interior y prácticamente por Avenida Insurgentes, podrás tomar una bicicleta de una estación y transportarte a otra más cerca de tu destino y dejarla ahí.

El costo es de $300 Pesos de una cuota anual que incluye 30 minutos gratis, “no hay nada gratis en la vida” diría mi madre; $10 pesos a partir del minuto 31 al 60, $35 pesos del minuto 61 en adelante por cada hora y fracción.

Si tardas más de 24 horas en devolverla, se te cobrarán $5000 pesos. Además, si la usas por más de dos horas continuas, se te penalizará al juntar tres penalizaciones, se te dará de baja del sistema permanentemente.

Los cargos se harán mediante tarjeta de crédito o débito y hay que suscribirse al sistema ya que se usan tarjetas para tomar y regresar las bicicletas de las estaciones (84 en total).

Todo se oye relativamente bien hasta que nos ubicamos en la realidad de nuestra megalópolis: a los demás vehículos les importa un rábano si andas en bicicleta o en un camión tanque, te tratarán de hacer la vida miserable. El sistema no cuenta (todavía) con carriles específicos para la circulación de las bicicletas así que su uso es bajo su propio riesgo.

De hecho, el día de la inaguración, uno de los trabajadores de la Delegación se topó con un automovilista y acabó siendo atendido por paramédicos.

Suena bien, pero lo veo súmamente peligroso.

Además, está el nombre: ECOBICI. Las bicicletas son ecológicas ya que uno las mueve por fuerza propia y no contaminan a menos que el conductor haya comido frijoles o algo por el estilo.

El Príncipe

Esta semana también se inaguraron los Juegos Olímpicos de Invierno en la ciudad de Vancouver, Canadá. Nieve, deportes que no vemos por estas latitudes, por la ubicación geográfica y el clima; y unos paisajes impresionantes. Hasta ahí todo bien.

Lo curioso, como en otras ocasiones,  es que la delegación mexicana está representada por una (1) persona:  Hubertus von Hohenlohe, de ascendencia Austriaca (no, ¿en serio?), de 51 años, artista, hombre de negocios y fotógrafo. Lo apodan Príncipe (Prince) y competirá en las pruebas de Slalom Gigante y Slalom (las cuales habían sido pospuestas a fin de mes al momento de escribir esta entrada).

Otro dato curioso, es que al revisar la página del COI y ver el ciclo olímpico, no incluyen los juegos de invierno, sólo los Centroamericanos, Panamericanos y de verano. Ya se imaginarán lo que Hubertus ha de pasar cada vez que clasifica (porque tiene que cladificarse, de lo contrario no compite) a unos juegos (sus quintos, si no estoy mal).

En fin, ¡buena suerte, H!

¡Hasta luego, Doug!

Uno de mis grupos favoritos de los denominados one hit wonder, The Knack, está de luto esta semana. Doug Fieger, el vocalista principal del grupo falleció este 14 de Febrero.

El grupo se hizo ultra famoso por su éxito My Sharona, que Fiegler co-escribió y de ahí al medio olvido.

Descanse en paz.

La última y nos vamos

A partir del 18 de Febrero se realizará la feria del empleo en Naucalpan, a propósito de la misma la presidenta municipal de la entidad, Azucena Olivares, declaró en entrevista: “Si, se llevará a cabo en el Parque Naucalli, en Naucalpan”. Una búsqueda rápida en internet (por si las dudas), demostró que no hay otro parque con ese nombre en México, asi que si, la feria será en su demarcación.

Pues con esa me despido, tengan un buen día.

Anuncios
  1. La idea de la ecobici sería maravillosa si este fuera un país de respeto y que funcionara. Para esto deberían:
    -Reubicar a los microbuseros en reservaciones en la selva, junto a los simios. Se sentirían en casa.
    -Contener a los taxistas en colonias. Algún desierto estaría bien.
    -Sancionar fuertemente a los conductores cafres.
    -Repartir cascos y máscaras de gas.
    -Limpiar el ambiente de la ciudad.

    Y la más importante:

    -Construir vialidades para ciclistas por toda la ciudad.

    Lo que está del nabo es que cobren por las bicis. Está carísimo el servicio.

    Y otra cosa del nabo es que con esto se demuestra, una vez más, el clasismo que siempre sufrimos.

    ¿Porqué no dar el servicio en Iztapalapa? ¿Qué tal la Calendaria de los Patos? ¿La Merced? Nomás lo hacen para la gente que ya tiene auto y que quiere pretender que cuida al planeta.

    En fin. Yo nomás digo.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: