Nunca podría ser tuya…

Esta película nos muestra la vida de una mujer actual (de acuerdo a los cánones definidos para lo actual): Rosie. Productora exitosa de series de televisión, madre divorciada y gran amiga del “Ex” y conciente de su edad.

Es hora de hacer un casting y es cuando su rutina se ve afectada… Entra en escena Adam, un actor incipiente que pide una oportunidad, su debilidad: su edad.

Se dan las clásicas situaciones de diferencias de edad, las conversaciones madre – hija (adivinen quién es quién) y las relaciones ex vs nuevo galán.

El final es harto predecible y las actuaciones son relativamente buenas.

Si me preguntan, el que se lleva la película es Jon Lovitz como el ex… La escena en la cocina con Pfieffer, Rudd y Lovitz (entonces yo soy Buce Willis, tu Ashton Kutcher y tu… Demi… Deeemi?.. Demí?), ¡simplemente hilarante!

Palomera a morir…

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: