Comer…

… o comer demasiado (¡y rico!)

Les comentaba el otro día una experiencia no bastante grata en un lugar de comida. Este fin de semana tuvimos la oportunidad, me corrijo, el privilegio de ir a comer a un lugar llamado La Casa de Toño.

Si no han tenido la oportunidad de comer ahí, de lo que se han perdido. Este lugar originalmente lo conocí al ir a festejar el cumpleaños de un compañero de trabajo y los compañeros le llamaban “los Pozoles”, dicho sea de paso, su especialidad.

La wife, pidió un pozole vegetariano (altamente recomendable) y una queca de requesón. Yo como en últimas ocasiones pedí un  sope de cochinita con todo (lechuga, crema y queso), de re-chupete.

Obviamente, les recomiendo ampliamente este lugar y de los precios, se preguntarán… Super barato.

Tienen tres direcciones y las encontrarán junto con el menú y demás al acceder a la siguiente liga.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: