Rutina (o la permanencia fútil)

-No ma… Quihúbole con el titulito…

-Estaba pensando que, aunque hagamos algunas cosas de manera repetitiva día tras día, existe la variación suficiente para que ésto no sea considerados como rutina.

-OK. Pero, ¿a qué te refieres?

-Por ejemplo, si somos lo suficientementa afortunados, podemos desayunar diariamente. Pero la variante entra en lo que compone el mismo: a veces comemos cereal, otras veces huevos (en sus prácticamente infinitas variantes), otras sandwiches, etc. Y por este simple hecho, la experiencia del desayuno deja de ser rutinaria.

-Claro, maldito burgués. tu tienes chance de cambiar el menú, ¿qué pasa con aquellos que no pueden?

– El desayuno es sólo un ejemplo. Pero podemos tomar un viaje en el metro: podemos decidir viajar en un vagón diferente día a día (cuidado: si son hombes, pregunten cuántos vagones están reservados para las mujeres, si se suben a uno que está reservado los remitirán al Ministerio Público), aunque te subas a la misma hora, las personas no serán las mismas, los vendedores serán diferentes (como sus productos)… O puedes tomar un libro diferente cada día y avanzar cada semana…

-¿Y eso?

-Pues es con el fin de que le encuentren las variantes a lo que hacen los lectores día a día… Digo, se pueden divertir viendo los diferentes personajes que viajan con ustedes cuando se desplazan de y hacia el trabajo. Y sí quise decir personajes, no personas… Verifíquenlo ustedes..

-Lo haré…

– Analicen su “rutina” y vean las diferentes variantes que tienen…

Adiós, au revoir, bye!

-¿Apenas regresas y ya te vas?

-No, es un título que hace referencia a lo que ha pasado con el tan llevado Brexit

-Ah, te estás haciendo el chistosito…

-Pues no necesariamente, pero esto de la salida de la Gran Bretaña de la Unión Europea me puso a pensar que algunas cuestiones dentro de una democracia NO (así en mayúsculas) se deben decidir en referenda.

-¿Por?

-Simplemente porque por ello elegimos a los políticos, para que tomen las decisiones de gobierno. Claro que hay otras decisiones que se pueden someter a un referendum, pero otras, como la pertenencia a una unión económica, supondría un proceso de ponderar los pros y los contras y con base en esa ponderación, tomar la decisión.

-Bueno, pero ya ves que ciertos políticos de acá todo lo quieren resolver con referenda…

-Si, pero eso lo hacen para hacerte creer que son “incluyentes” o “híper-democráticos”, pero al final nos dejan la decisión a los ciudadanos, los cuales a veces no estamos tan informados para tomar esa decisión…

-Pero entonces estás suponiendo que ellos si lo están…

-Mmm… ¿Quién juega los cuartos de final de la Euro?

Medio año…

– Uf…

-¿Y ahora?

– Ya llegamos a prácticamente la mitad de año…

-Cierto, empezamos Junio…

-Crees que nuestros lectores se den cuenta que no tenemos ni idea del tema a escribir…

-¡Ja! Se dieron cuenta desde el “Uf…” de inicio…

-Cada vez son más difíciles de engañar… Pero hay tantos temas insulsos flotando en el ambiente que da flojera subirse a los diferentes trenes disponibles.

-Eso que ni qué, y si le añadimos los padrísimos comerciales de campaña para el Constituyente que se elegirá este fin de semana (5 de Junio, ¡voten CDMXquenses!)

– En fin, Junio, ¡se bienvenido!

Profesional

La definición de la palabra es como sigue: “Un profesional es quien ejerce una profesión (un empleo o trabajo que requiere de conocimientos formales y especializados).”

Ser profesional también es: “La calificación de profesional no sólo está vinculada a los conocimientos o al título habilitante, sino que también puede hacer referencia al compromiso, la ética y la excelencia en el desarrollo de las actividades laborales o de otro tipo.”

Y en el párrafo anterior subrayo ética por lo que me pasó recientiemente.

Resulta que por motivos de trabajo, tengo que trabajar desde una de las localidades que tiene la empresa  en la cual trabajo. Y como en cualquier oficina, siempre hay una persona que trabaja haciendo la limpieza de la misma.

Omito el nombre de la persona porque no es relevante para la historia, sin embargo la llamaré Martha por recientes eventos cinematográficos.

Pues resulta que su servidor, al cual le cuesta mucho trabajo platicar con la gente, en una ocasión a propósito de un parche que traía puesto Martha en su ojo izquierdo, se puso a indagar la causa.

Martha, sin empacho alguno, me contó que sufre de glaucoma en su ojo, que recientemente la habían operado en el Seguro Social (IMSS) por lo mismo  y que debido a que no había podido conseguir un lente de contacto, le protegieron el ojo con el parche.

Hasta este todo iba bien, siendo yo un completo neófito en aspectos de enfermedades de los ojos, pero luego la historia tomó pa’l monte…

Me dijo Martha: “Fíjese que luego el ojo me duele tanto que no lo soporto. Al preguntarle a la doctora que me operó me dijo que ya no podía hacer nada más y que para quitarme el dolor, tendría que matarme el nervio…”

¿Ya notaron lo que está mal en el párrafo anterior? La susodicha doctora, una “profesional” en su materia, ¡quería matarle el NERVIO OPTICO! ¡Como si el ojo fuera equiparable a un diente! ¡Me carga el payaso!

Acto seguido, y ya instalado en modo metiche, le dije: “Señora, le voy a recomendar a mi médico para que vaya a revisarse ese ojo”. Acto seguido le proporcione los datos esperando que Martha sacara la cita.

Pasaron algunos días y apenas el día de ayer, Martha me comentó emocionada que había ido al médico que le recomendé.

El resultado: la señora “sólo” necesita un transplante de córnea pero su ojo sirve.

¿Notan la diferencia?

El tema del post es de índole médica, pero creo que todos, independientemente del trabajo que desempeñemos, debemos ser profesionales.

No se les olvide, les puede costar un ojo.

Ella se llamaba Martha…

¿Ahora reseñarás canciones de José María Napoleón?

-¡Ja! No… Estoy haciendo referencia a una de las escenas de la película Batman vs Superman: Dawn of Justice que fuí a ver recentiemente.

¿Y qué tal? ¿Te gustó?

– A nivel de diversión, me mantuvo entretenido durante la duración de la película…

Uh, que la… Más evasivo que político en campaña.

-Me explico: los personajes principales ya tenían al menos una referencia anterior de una película (o serie de películas) para establecer a los personajes, con excepción de la Mujer Maravilla. No entendí porqué volver a mostrar el “origen” de Batman, considero que lo utilizaron para usarlo como la excusa de la “amistad” entre Batman y Superman… El origen de Superman lo narraron en la película Man of Steel del mismo director (Snyder).

– El villano de la película fue buenísimo, lástima que fue Lex Luthor y no se trataba del Jocker o The Riddler… Esto no lo ví yo, sino mi esposa que realmente creyó que Lex derivaría en el Jocker. La personalidad “clásica” de Lex no se muestra en la película.

-Para no ser purista, no cuestionaré el origen de Doomsday…

-El tema de la Mujer Maravilla creado a raíz de guitarras eléctricas, ¡sensasional! El personaje cuando es Diana Troy, está de flojera, pero en la batalla final, se ve que goza darse una topa con Doomsday.

-La introducción de los metahumanos me pareció adecuada. Me hubiese gustado que los actores que ya tenemos identificados como éstos, los volvieran a representar (obviamente, hablo del caso de The Flash, aunque el actor que escogieron, Ezra Miller, para representarlo es bueno, véanlo en The Perks to be a wallflower).

-No entendí por qué el Batimóvil tiene direccionales…

-Lois Lane es una attention whore… Perry White, meh…

-Me gustó en la batalla final que en una escena donde Doomsday se va con todo contra la Mujer Maravilla y Superman, nos la muestran desde la perspectiva de Batman y lo hacen ver más humano que nada… Más que en la escena inicial donde muestran como Superman y Zod destruyen Metrópolis…

– No me gustó las referencias obscuras a lo que ha de venir (¿Darkseid vs Liga de la Justicia?) ya que precisamente estas películas deben tener una histroria que todo mundo entienda, no sólo los iniciados…

-Lo curioso es que se sintió como que fuera una historia compuesta de varias historias inconclusas… Desafortunadamente, tuve que hacer uso a mi conocimiento anterior de varias historias de estos personajes para darle un sentido a lo que estaba viendo.

-En fin, veremos que habrá en próximas entregas.

El amor…

-¿Neta?

Neta.

-¿Qué mosca te picó?

Ninguna, simplemente es un tema universal del que afortunadamente puedo hablar.

-¿Muy conocedor?

Más bien, creo saber qué es porque he recibido mucho a través de mi vida y he podido dar también.

-Uff…

Exacto.

Más allá del enamoramiento, las endorfinas y la rutina, existe el amor.

Y no el amor clásico de ñoñeses y cursilerías, sino el que se basa en una decisión conciente que se renueva día a día y que transgrede todo lo que se le va encima.

Ése, es el amor verdadero.

Lo demás son patrañas.

Y es bueno recibir ese amor, y por supuesto, también darlo.

Soy un suertudo bienamado y por ello estoy agradecido.

Je suis Belgique…

-¿Qué, muy franchute?

-Pues no tanto, pero lo suficiente para iniciar este post…

-Seguramente vas a hacer referencia a lo que pasó hoy por la mañana en Bélgica, ¿cierto?

-Es correcto…

-Pues arráncate…

-OK. Corría el año 2013, prácticamente el final del mes de Abril, cuando fui elegido para trabajar en una propuesta para un proyecto en la Unión Europea. Se hicieron todos los arreglos para ello, y para allá fuí.

-Una de las cosas que me llamó la atención al llegar fue la amabilidad de la gente. La persona que revisó mi pasaporte en el aeropuerto de Bruselas (en la ciudad de Zaventem) fue muy amable y se dirigió a mí en inglés (hacía algunas horas había hecho una escala en el aeropuerto de Newark , New Jersey y la revisión ahí me llevó prácticamente 3 horas)…

-¿3 horas?

-Si, en vez de mandarnos directemante a la zona de embarque después de la primera recepción, nos mandaron a una segunda revisión en una zona donde salimos de la zona de seguridad…

-Pues bien, ¿eh?

-Si, no manches, logística hecha con las patrullas. En fín. En el mismo aeropuerto de Bruselas, hay una zona en donde hay diversos shuttles que te llevan a tu hotel (si tu hotel tiene este servicio y se encuentra cerca de la zona de negocios aledaña al aeropuerto). Nuevamente, el personal bastante amable y todo muy bien.

-La gente del hotel un tanto hosca, pero también amable, como podrás ver una constante: la amabilidad de la gente.

-Ay sí, pero sólo has hablado de gente que te servía, no del común de la gente.

-Pues fíjate que también, tuvimos la oportunidad de convivir con todo tipo de gente y siempre encontramos amabilidad. Considerando que los idiomas preponderantes son el francés y el flamenco, siendo el inglés un idioma usado en ambientes de negocios…

-De las personas con las que tuvimos más contacto, fuera de las personas con las que fuí a trabajar, fueron una familia de turcos que tenían un restaurante de comida típica donde nos hicimos clientes asiduos y un dependiente indio que tenía un minisúper (y no, no era un Kwiki Mart) que nos introdujo al fascinante mundo de las samousas (una especie de gorditas rellenas de verduras o carne con verduras).

-Hago énfasis en ésto, ya que fueron de las personas más amables que encontramos en ese corto tiempo (dos semanas) pero que con los acontecimientos recientes, pueden ser considerados dentro de los perfiles que la policía estará investigando.

-Ufff…

-Es una pena que esto esté pasando en un lugar de donde sólo tengo buenos recuerdos (tanto labolrales como personales y como visitante) y la gente sólo se dedica a vivir la vida.

-Un abrazo y nuestros pensamientos están con la gente de Bélgica.

Nous sommes Belgique.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 201 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: