Y sin embargo…

Se mueve.

Sí, he dejado un poco del lado estos apuntes debido a un sinfín de cuestiones.

Éstas han variado de lo sublime a lo horrible… La naturaleza humana dirán unos, la influencia del maligno, dirán otros; pero al final el ser humano es una caja de sorpresas: a veces un regalo, a veces de Pandora.

Lo que más me ha llamado la atención es, por un lado, la necesidad urgente de ayudar… No importando el quién ni el cuándo, lo importante siendo el qué y el dónde. Me han conmovido hasta estrujarme el corazón y la conciencia, dejándolos contritos y magullados pero contentos y levantados, la humanidad tiene todavía especímenes sublimes.

Por el otro lado, la podredumbre, el interés y la envidia… El oportunismo a ultranza, la mala leche y la ojetes más pura. Para esos personajes, me gusta pensar que alguien tiene un lugar especial para ellos y que en algún momento se enfrentarán con ellos mismos.

Pero, y a pesar de ello y ellos, este país se mueve y se seguirá moviendo.

A aquellos que ayudaron, así sin etiquetas, la gente impactada les estará infinitamente agradecida. Y también aquellos quienes tuvimos la fortuna de no ser impactados, igualmente les estamos agradecidos.

Espero, sin ser inocentón, que esto sirva para un despertar de conciencias.

Anuncios

De ateismo…

Hola,

Este tema es un poco álgido de tocar, me explico:

Sucede que al contrario de muchos de los mexicanos y seguramente muchos de los que se toman el tiempo para leer este blog, yo no nací en un hogar en donde se profesaba la religión católica.

Bueno, no en mi familia “nuclear”, porque en mi familia extendida ha habido y hay de todo un poco, desde católicos hasta algunas las variedades/variantes de religiones basadas en el protestantismo (mal llamado cristianismo en tiempos recientes, ya que también los católicos son cristianos, por creer en la figura de Cristo).

El caso es que en mi viaje hasta el día de hoy he practicado básicamente dos religiones, dentro de las protestantes, y en su momento satisficieron mi curiosidad en esos temas. Fue pasando el tiempo y las experiencias se fueron acumulando y he tendido más hacia el pensamiento analítico que a lo religioso, por lo que me alejé de esas prácticas.

Entonces, ¿soy un ateo?

En wikipedia, la definición de Ateísmo se pone como sigue:

El ateísmo es el rechazo a la creencia en la existencia de una o más deidadesEn sentido estricto, es la postura expresa en la que no existe ningún dios.​ En un sentido más amplio, es la ausencia de creencia en que exista alguna deidad.​ Se opone al teísmo,​ que en su forma más general es la creencia en la existencia de al menos una deidad.

En el sentido estricto de la definición, puedo afirmar categóricamente que sí lo soy.

(Pausa dramática para que se asimile esto último)

¿Y eso que significa? Pues básicamente que no le atribuyo las cosas que pasan en mi vida a un “ente superior”, sino que son las consecuencias de mis actos y de los actos de otras personas que interactúan en mi vida (porque digo, que cada quien tenga su parte de responsabilidad, ¿no?)

Dejando a un lado la ruta confesional, lo curioso, es que este tema, salió de la “reflexión” de una persona que produce vídeos para Youtube* y que de la nada relacionó al ateísmo con tener una preferencia política vinculada con la “izquierda” (término desgastado y un tanto cuanto vago en México), ya que si eres de “derecha” (igualmente un término desgastado por igual) debes ser católico.

Entonces según esta persona, yo tendría que ser de izquierda y votar por…

Cada vez entiendo menos a la gente, la política y la religión. ¿O la entiendo más?

¿Ustedes que opinan?

¡Viva nuestro estado laico!

*Nota: No cito a la persona como tal ni su vídeo, porque ella misma ha dicho en otros vídeos que no le interesa tener más hits.

 

Mi (no) relación con las indirectas…

Desde que tengo uso de razón, está comprobado que no tenemos ese don desde que salimos del vientre materno y hay algunos que son sendos viejotes y siguen en las mismas, no me he manejado con indirectas.

La razón es muy simple: la comunicación se da 1 a 1, de frente y sin tapujos. Sin estas características, es otra cosa, no es comunicación.

He aprendido que si uno es frontal y platica de lo que sea con una persona, puede tener en esa persona a alguien que sabe que conmigo no hay desvíos ni razones ocultas.

También he aprendido a reconocerlas y saber su contenido intrínseco. Desgraciadamente para el interlocutor fracasado, nunca doy acuse de recibo en estas circunstancias. El mismo trabajo cuesta decir las cosas como son, que disfrazarlas de algo más.

¡A veces hasta con menos palabras!

Ahorremos aliento, palabras y tiempo y digamos las cosas así; directo y ya.

Luego hablaremos de que cada historia tiene al menos dos versiones y que los mirones son de palo.

Ya lo dijo el buen Phil Collins: Both Sides of the Story.

¡Saludos!

La orilla del abismo

– ¡Qué dramático!

– ¿Crees?

– Pues… Supongo que haces referencia a la próxima elección en el Estado de México…

– ¡Qué bien me conoces!

– Si, al final, soy tu conciencia…

– Mmm… Pues como que a veces te echas a dormir… Pero bueno, el punto es que está difícil decidir por quien votar, y el dilema es que de los candidatos que quedan como posibles no hay ni a quien irle…

– Porque supongo que ya desechaste algunos…

– Si, pero el dilema persiste: ¿por cuál del resto votar?

– Revisemos los currículos…

– Tengo miedo…

Varias horas después…

– Pues después del análisis seguimos en la misma, no hay ni por quién.

– Y eso da más miedo…

– Al final, creo que será un salto de fe…

– Sigamos mirando el abismo…

El mundo de hoy…

Los acontecimientos que han sucedido desde los últimos meses del año 2016, han transformado y seguirán transformando el mundo tal cual lo conocemos.

Primero, la elección del presidente de los EEUU, en la figura de Donald J. Trump, es un reflejo de muchas cosas:

– El hartazgo de cierto sector de la población con los políticos de siempre, eligieron a una persona que les habló de lo que ellos necesitaban, mientras que el oreo partido no hizo lo propio y se limitó a seguirle la corriente; con los resultados que todos conocemos.

– La presencia de la “otra America”, aquella que no esperó a que terminara el proceso y empezó a retomar los espacios que le habían arrebatado. Lo malo, es que ente sus filas, como en cualquier grupo, hay fanáticos que llevan sus ideas al máximo.

– El uso que hace el flamante presidente de las redes sociales con efecto a sentirse validado en el puesto. Parece que no se la cree que ganó y ve por todos lados “moros con tranchetes”.

– La retórica de sus consejeros y ayudantes: desde los “hechos alternativos” (sic) hasta una bola de sinrazones…

Segundo, de este lado del futuro muro, nos preocupamos por lo que dice, hace, y dejamos un poco de la mano lo que pasa de este lado.

Y ésto, es lo más increíble.

Regreso, voy a sacarme una viga del ojo…

Rutina (o la permanencia fútil)

-No ma… Quihúbole con el titulito…

-Estaba pensando que, aunque hagamos algunas cosas de manera repetitiva día tras día, existe la variación suficiente para que ésto no sea considerados como rutina.

-OK. Pero, ¿a qué te refieres?

-Por ejemplo, si somos lo suficientementa afortunados, podemos desayunar diariamente. Pero la variante entra en lo que compone el mismo: a veces comemos cereal, otras veces huevos (en sus prácticamente infinitas variantes), otras sandwiches, etc. Y por este simple hecho, la experiencia del desayuno deja de ser rutinaria.

-Claro, maldito burgués. tu tienes chance de cambiar el menú, ¿qué pasa con aquellos que no pueden?

– El desayuno es sólo un ejemplo. Pero podemos tomar un viaje en el metro: podemos decidir viajar en un vagón diferente día a día (cuidado: si son hombes, pregunten cuántos vagones están reservados para las mujeres, si se suben a uno que está reservado los remitirán al Ministerio Público), aunque te subas a la misma hora, las personas no serán las mismas, los vendedores serán diferentes (como sus productos)… O puedes tomar un libro diferente cada día y avanzar cada semana…

-¿Y eso?

-Pues es con el fin de que le encuentren las variantes a lo que hacen los lectores día a día… Digo, se pueden divertir viendo los diferentes personajes que viajan con ustedes cuando se desplazan de y hacia el trabajo. Y sí quise decir personajes, no personas… Verifíquenlo ustedes..

-Lo haré…

– Analicen su “rutina” y vean las diferentes variantes que tienen…

Adiós, au revoir, bye!

-¿Apenas regresas y ya te vas?

-No, es un título que hace referencia a lo que ha pasado con el tan llevado Brexit

-Ah, te estás haciendo el chistosito…

-Pues no necesariamente, pero esto de la salida de la Gran Bretaña de la Unión Europea me puso a pensar que algunas cuestiones dentro de una democracia NO (así en mayúsculas) se deben decidir en referenda.

-¿Por?

-Simplemente porque por ello elegimos a los políticos, para que tomen las decisiones de gobierno. Claro que hay otras decisiones que se pueden someter a un referendum, pero otras, como la pertenencia a una unión económica, supondría un proceso de ponderar los pros y los contras y con base en esa ponderación, tomar la decisión.

-Bueno, pero ya ves que ciertos políticos de acá todo lo quieren resolver con referenda…

-Si, pero eso lo hacen para hacerte creer que son “incluyentes” o “híper-democráticos”, pero al final nos dejan la decisión a los ciudadanos, los cuales a veces no estamos tan informados para tomar esa decisión…

-Pero entonces estás suponiendo que ellos si lo están…

-Mmm… ¿Quién juega los cuartos de final de la Euro?

A %d blogueros les gusta esto: